5 tareas que deben cumplir los guardias de seguridad privada

Aug 10 2016
Blog >>

Al momento de pensar en el resguardo de tus bienes, es importante recurrir a los servicios de seguridad privada, de modo que tu entorno esté protegido de intromisiones. En este sentido, el personal de seguridad debe cumplir diversas tareas, entre ellas el vigilar los accesos, patrullar el área, hacer cumplir las normas y actuar oportunamente en momentos de riesgo.

Por tanto, si quieres conocer más sobre las tareas que deben cumplir los guardias de seguridad privada, te las mencionaremos a continuación.

 

1. Vigilar los accesos.

Una de las principales tareas de los guiardias de seguridad es observar las entradas, a manera de controlar el ingreso de las personas asiduas al entorno y evitar la entrada de aquellas que resulten desconocidas. Ya sea que labore en una empresa, una zona residencial, un banco o un centro comercial, los accesos siempre son las áreas más susceptibles a la entrada de personas malintencionadas.

Para realizar esta tarea adecuadamente, el personal de seguridad ha desarrollado sus habilidades de observación al máximo, a modo de reconocer a las personas autorizadas y a las extrañas, incluso para detectar comportamientos sospechosos mediante el lenguaje no verbal.

De forma complementaria, los guardias de seguridad privada suelen ubicarse cerca o justo al lado de los accesos, a modo de poder observar de forma directa la zona.

 

2. Patrullar la zona.

Uno de los beneficios del resguardo privado es poder contar con un personal constante y preparado, que cumpla con la siguiente tarea: patrullar el entorno que le encargó proteger. Para ello estos trabajadores suelen concretar un recorrido estratégico o dividirse en grupos para supervisar de cerca la mayor cantidad de áreas posibles, en especial si es un sitio amplio, como un centro comercial o una corporación.

El objetivo de estos patrullajes es detectar la presencia de incidentes o intromisiones, no observados anteriormente, a modo de detener a los delincuentes y ponerlos a la disposición de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Esta tarea puede complementarse mediante el monitoreo de cámaras de seguridad, dispuestas alrededor de la edificación o sitios concurridos, como pasillos y accesos.

 

3. Proteger a las personas

Una de las tareas más importantes de los guardias de seguridad es proteger a las personas bajo su cuidado. Por tanto, en caso de presentarse la comisión de actos delictivos o tener que enfrentarse a delincuentes, estos trabajadores están capacitados para actuar y evitar que intrusos les causen daño a los demás.

Es por ello que la capacitacion del personal de seguridad está pensada para que ellos sepan reaccionar en casos de riesgos. De hecho, estos trabajadores están entrenados en torno a tácticas de defensa personal y para utilizar armamento, en caso de que la situación lo amerite.

 

4. Respetar las normas

La labor de seguridad no solo amerita que se actúe en casos de intromisiones, que se vigile a personas sospechosas o se patrullen los pasillos; un factor importante para mantener el resguardo es que se respeten las normas, por lo que los guardias de seguridad privada deben asegurarse de acatar esos reglamentos y hacer que los demás los cumplan por igual.

En el caso de las empresas está la alternativa de contratar servicios de consultoría en seguridad, de modo que el personal de seguridad certifique, mediante una identificación, que las personas que ingresan pertenecen a la compañía. Además, pueden hacer respetar las normas en áreas de acceso restringido, donde no todos los trabajadores pueden ingresar.

 

5. Reportarse con las autoridades

Otro aspecto relevante es que el personal de seguridad privada debe realizar, aparte de cumplir con todas las tareas mencionadas, es notificar sobre los acontecimientos a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Esto aplica para hechos como robos, hurtos e intromisiones, especialmente si se deben entregar delincuentes a estas autoridades.

De entre todas las tareas, puede que sea esta una de las más relevantes, dado que les certifica a las personas que se tomarán acciones en casos de actos delictivos. De esta forma, no solo se ofrece el servicio de resguardo esperado, sino que los espacios se tornan confiables y seguros para quienes deben estar en ellos.

Por tanto, si tu zona residencial o tu propiedad comercial no poseen resguardo, es fundamental que acudas a servicios de seguridad profesionales que protejan tus bienes y a tus allegados. De este modo contarás con un personal calificado, que cumpla las tareas mencionadas de forma óptima.

Back